Cómo ser un buen jugador de ajedrez

Piezas de ajedrez

Cualquier persona puede jugar al ajedrez, pero para ser un buen ajedrecista se requiere esfuerzo y dedicación. Aquí te daremos unos consejos y técnicas para que te conviertas en un gran jugador de ajedrez.

Cómo se juega al ajedrez

Empecemos con lo básico. Primero es importante entender cómo se juega al ajedrez. El ajedrez es un juego para dos jugadores. Se juega usando un tablero simple y varias piezas. Tu oponente y vos se turnan moviendo piezas alrededor del tablero para jugar, de acuerdo con las reglas de movimiento específicas de cada pieza. El objetivo del juego es capturar a una de las piezas de tu oponente, llamada el rey. El tablero del ajedrez es un cuadrado de 8×8 casillas (llamadas escaques), alternadas en dos colores diferentes. Sobre el tablero se posicionan 32 piezas de ajedrez, también diferenciadas por color. Cada jugador, uno blanco y el otro negro, tendrá 16 piezas. Las piezas (peones, torres, caballos, alfiles, reina y rey) se mueven según reglas específicas con el objetivo de capturar piezas de tu rival, defender tus piezas para evitar que sean capturadas y dar jaque mate al rey del adversario.

5 consejos para convertirte en un buen jugador de ajedrez

  1. Aprendé a jugar. No podrás mejorar si no sabés las reglas del juego o cómo se mueven las piezas de forma correcta. A menos que seas un jugador experimentado, es una buena idea revisar los movimientos básicos de cada pieza y las reglas del ajedrez
  2. Jugá muchos juegos de ajedrez. La práctica hace al maestro. No podés aprender algo sin repetirlo muchas veces y lo mismo pasa con el ajedrez. Aprovechá cada oportunidad que tengas de jugar al ajedrez, ya sea de forma virtual o presencial
  3. Revé y aprendé de tus juegos. No tiene sentido jugar sin rever tus jugadas. Cada juego contiene muchos errores y oportunidades para mejorar. Sé abierto a las críticas y consejos de jugadores o profesores experimentados
  4. Hacé puzles y tests de ajedrez. Estos rompecabezas son problemas de ajedrez que tenés que resolver. Representan situaciones reales de juego y pondrás en prueba tus tácticas y conocimientos para intentar resolverlos. Aunque parezcan sencillos, pueden desorientar a maestros ajedrecistas tanto como a novatos
  5. No aprendas de memoria. Aprendé bien solo algunas jugadas de apertura y finales que sean críticas. Te puede ahorrar tiempo y energía conocer las técnicas básicas para ganar y saber cuándo no queda otra alternativa que llamarlo un empate